jueves, 11 de febrero de 2010

UN LIBRO





Hace pocas semanas que terminé de leer un libro. Se titulaba " Un café en el bambú". Es una historia basada en un hecho real.




La novela contaba en primera persona una historia de amor entre un hombre y una mujer. Al principio, creía que estaba leyendo algo parecido a un telefilm de sábado a las cuatro de la tarde, porque era muy surrealista, pero según me iba metiendo en la historia me di cuenta de que podía ser perfectamente real.

Hay veces que la realidad de la vida supera con creces a la ficción.

Lo que no me gustó del libro fue que terminara mal. Me gustan los finales felices tanto en cine, como en literatura, porque la vida ya es bastante dura como para recrearte en cosas complicadas.

Lo que más me gusto es que me ha servido para reflexionar sobre el amor, la confianza, la mentira , la honestidad, la valentía y sobre lo egoistas que llegan a ser las personas. (En este caso, el protagonista del libro).

Me metí tanto en la historia que llegué a creer que yo era la protagonista de la misma, pero tanto ella como yo y la mayoría de las mujeres pensamos parecido y hubiéramos hecho lo mismo que la mujer del libro.

Reflexiones del libro:

Cuando un hombre deja de querer a su mujer lo mejor para los dos es separarse. Lo que no es sensato es esperar a que una relación extramatrimonial salga bien para hacerlo. A ésto lo llamo yo...ser honesto con uno mismo.

Si el matrimonio no funciona no hay motivos que valgan para seguir con esa farsa, ni hijos , ni familia, ni amigos. A ésto lo llamo yo...ser poco valiente con la vida.

Un hombre que le es infiel a su mujer debe tener un cúmulo de mentiras preparadas y mucho cuidado con los pasos que da, dejarse el móvil encendido, salidas de casa a horas no habituales y un montón de justificaciones para excusas tontas...A ésto le llamo yo...ser mentiroso.

¿Es tan dificil de comprender por parte del hombre de que no se puede llevar una relación a dos bandas por mucho que el diga que no quiere a la persona con la que vive? A ésto lo llamo yo... egoismo.

¿Cómo puede tener tanta cara un hombre de hablar de querer, de honestidad, de injusticia cuando es él el que engaña a su mujer?

¿Acaso no saben esa clase de hombres que la mayoría de las mujeres no nos consideramos segundo plato?



El libro termina en que la mujer le dice a él que ella no está dispuesta a tener una relación así, tiene principios y lo que no le gusta que le hagan a ella no lo hace a los demás.

También le dice, que ella concibe el amor como algo que se da por partes iguales y si él sigue viviendo con su mujer él no puede dar el cien por cien. El sigue sin entender. Ella le dice adiós. FIN.




Conclusiones propias:
En un hombre casado que pide a una mujer empezar a conocerse veo:

Falta de principios, inmadurez, egoismo, inseguridad, temor al cambio social, victimismo, falta de integridad, baja autoestima...y un largo etc, que no pongo porque llenaría todo el blog.

Y encima el hombre insiste y sigue hablando de amor, de sinceridad, de humildad, de estar dispuesto a todo,...etc .

¿Esto es el amor?

Que baje Dios y lo vea. (Mejor dicho, que lo lea en el libro y que opine.)

9 comentarios:

africa dijo...

La valentia y la honestidad es lo que a veces falta para dar ese paso, también es verdad que la vida te pone pruebas que hay que hacer un gran esfuerzo para superarlas, es un buen debate no creas!, y cada persona es un mundo, más o menos dificil de comprender. Tambien hay que ponerse en la piel de cada cual para poder entender las actitudes que podemos tener en la vida, no sé, es un tema muy dificil de tratar.
Hace dos dias que no entro, estoy de bajón, no tengo muchas ganas de nada, espero remontar poco a poco, me paseo un poco por los blogs y nada más, pero por la noche estoy que me duele toda el alma y me acuesto tempranito, no me gustaria pensar que estoy al borde de una pequeña depre, ojalá no me supere y pueda pisotearla hasta que desaparezca, mientras os dejo besos al cuarteto bolero y esperadme!!!

AFRICA04

ion-laos dijo...

Creo que sabe perfectamente lo que hace, y cree que esa otra mujer con la que quiere ser infiel es tonta y que la puede engañar con bonitas palabras, encima le subestima, así son los mentirosos, egocentricos al máximo, y egoistas, sólo piensan en ellos mismos, y mejor me callo, que se me está hinchando la vena...

Un besito

Adara dijo...

Muacksssss para las dos..!!!

Si es que....hay hombres con mucha cara, esa clase de hombres no se acabará nunca mientras haya mujeres(haberlas haylas, pero gracias a Dios muy pocas) que no les importe sentirse utilizadas.

saludos a las two!!

mirandoelmar55 dijo...

Hay mujeres que les gusta vivir asi o mejor dicho no les importa por el que diran ,afortunadamente cada ves son menos,y se sienten valientes y cortan por lo sano.un beso.

menchu_

Adara dijo...

Así es menchu, hay de todo en la viña del señor, pero las que lo hacen deben tener la autoestima por los suelos para no valorarse.

Un saludo!!

Begus dijo...

Hola guapi!!

El protagonista de esta historia no tiene verguenza ni la ha conocido. Doble vida, doble juego, doble engaño, pero...doble corazón?? la respuesta es NO...no se puede compartir esa parcelita de corazón con nadie y no tenemos dos corazones para poder ocupar dos vidas con ellos. Lo has resumido a la perfección, egoismo e inmadurez lo definen muy bien.
La pena es que la mujer con la que está casado tiene una vida basada en el engaño, la mentira, la traición y no lo sabe...quizá en la segunda parte del libro se desvele todo y el protagonista quede con el culo al aire. Además las mentiras tienen las patas muy cortas y seguro que ha cometido más de un error y queda poco para el desenlace final y que "la mierda de vida que tiene" salga a la luz. A partir de ese momento su vida personal, laboral, familiar y amistosa sera un caos absoluto y vendrán las lamentaciones. Que pena, verdad???? realmente me da pena la gente así.

Besukis martuki!!!

Adara dijo...

Si,Begus, mal por su mujer, que no se entera la pobre, y mal por él ,que lleva un vida basada en el engaño, primero a la mujer y luego a él mismo porque es un hombre sin vida propia. Qué pena.

saludos ,besukis y de todo!!!!!

Carlos Alberto dijo...

Holaa ADARA! fiel hasta la muerte jejeje. Una interesante entrada, graciass por compartir los aspectos de tu libro.

un beso y hasta pronto ---bye--

Adara dijo...

Pues si Charly, ante todo principios y dignidad esa es la clave para vivir FELIZ.

Un saludooo!!!

Publicar un comentario

Escribiendo desde la luna todo parece diferente.
Hay silencio.

Me quedo aquí a leer lo que me contéis.